VII Cumbre de las Américas

IMG_6933Del 10 al 11 de abril de 2015, los Jefes de Estado y de Gobierno de las Américas tuvieron una cita en la Ciudad de Panamá, para abordar el tema central de la Séptima Cumbre “Prosperidad con Equidad: El Desafío de la Cooperación en las Américas”, en el que se discutieron varios subtemas, entre ellos educación, salud, energía, medio ambiente, migración, seguridad, participación ciudadana y gobernabilidad democrática, entre otros.

La Cumbre, que se realiza cada tres años, ofrece la oportunidad a los países de definir conjuntamente una agenda hemisférica al más alto nivel que aborda los desafíos urgentes e impulsa un cambio positivo. Uno de ellos, se obtuvo con el encuentro de la política de Washington hacia Cuba que desde ya cambia el panorama del mundo, pero que no garantizará el consenso sobre otros temas.

A diferencia de la reunión de Miami en 1994 –en el contexto de la euforia por el fin de la guerra fría- al continente lo caracteriza una división sobre temas esenciales. No se debería esperar la aprobación de una gran declaración: tampoco la hubo hace tres años.  Por mucho, algunos mandatos para la OEA y para otros organismos del sistema interamericano.

El Senador Jorge Hernando Pedraza G., quien participó en las mesas adjuntas a la cumbre, con su ponencia “Transparencia en el acceso a la información”, tuvo la oportunida de debatir temas del interés mundial y que seguramente, tendrán gran repercusión en el futuro de nuestros países hermanos.  En relación con su particiáción expresó que “no en vano la ruta para salir del atraso social y económico de la región, tendrá que ir de la mano de políticas en contra de la corrupción que se ha extendido como una plaga para la cual no se encuentra todavía el antídoto.  Soy un convencido que este trabajo debe ser tarea de congresistas de gobierno, ONGs, ciudadanos de a pie y en especial, por las entidades que luchan por los derechos humanos en el mundo”

IMG_6943Con relación al proceso de paz que vive el actual gobierno del Presidente Juan Manuel Santos, Pedraza manifestó su descontento y no vé una política clara de las partes. “no es posible hablar de paz en medio de la guerra, y estos “Farcinerosos” no quieren terminar con los actos terroristas que acaban con las esperanzas de muchos de nuestros campesinos, que hoy son los principales perjudicados con estos hechos de muerte y destrucción”

Lo que deja esta VII Cumbre, es una carta dirigida al gobierno de Venezuela por parte de los gobiernos de las Américas quienes afanosamente buscan frenar las injusticias que se viven en el vecino país, con la certeza que será otra misiva más, que quedará en el olvido para el Presidente Nicolás Maduro, quien por tratar se continuar una dictadura sin sentido emprendida por Hugo Chávez, terminará también con las ilusiones de muchos venezolanos que hoy hacen filas interminables para apropiarse de alimento en peores condiciones que lo hacían sus compatriotas cubanos en otros años.  Pero del país que tenía potencial económico por su boom petrolero, ahora queda muy poco.